Marzo de 2002

Primero un brindis criollo

.

Luego una pantagruélica cena con bífidus pasivos, sin L. Casei Imunitas, grandes cantidades de colesterol, ni un poco de ginseng, chorros de ácido úrico, un casi nada de Omega-3, ninguna fibra y muchas, muchas toxinas cárnicas.

Un gustazo

 

A continuación una dura partida de tute cabrón

 

 

 

 

Otra estupenda cena con unos estupendos colegas.

Fotos